Hombres frente a la violencia de género

Jornada “Hombres frente a la violencia de género”

Campaña sobre Violencia de Género del Ayuntamiento de Granada

La visión de los hombres, y concretamente de las asociaciones de hombres por la igualdad en materia de violencia de género, fue el tema de debate de la Jornada “Hombres frente a la violencia de género” que organizó el Servicio de Igualdad de Oportunidades del Ayuntamiento de Granada. Muchas de las acciones que se plantean en materia de sensibilización de violencia de género van dirigidas a las mujeres, por eso es interesante conocer la visión, experiencia y acción de los hombres ante esta problemática, ya que siendo una situación que afecta, tanto a hombres como a mujeres, ambas visiones son necesarias de abordar.

Ciertamente, los ponentes expusieron unas ideas muy interesantes sobre la implicación y el papel que tienen los hombres en la lucha contra la violencia de género, de las que me gustaría destacar algunas ideas que no está de más mencionar y recodar.

Por un lado, Miguel Lorente destacó que el movimiento de hombres por la igualdad bebe del feminismo, siendo éste el cuerpo de conocimiento que lo consolida. Es importante reconocer el cuerpo teórico y activista del feminismo, puesto que tras una idea errónea que considera a este movimiento y cuerpo teórico como algo asociado únicamente a las mujeres, desde el movimiento de hombres por la igualdad han incorporado la esencia del feminismo —el principio de igualdad— a su acción social, convirtiéndose en un elemento transversal de sus objetivos y líneas de actuación. En materia de igualdad tanto el movimiento feminista como el movimiento de hombres por la igualdad van unísono: luchan por la igualdad.

Según Lorente, la violencia de género ha aumentado, ya que la igualdad trae más violencia; pero también ha supuesto un aumento de salida de la situaciones de violencia de género. En su discurso señaló que se han producido cambios en el tema de la igualdad y que ahora podemos seguir por dos caminos:

  • Retroceder hacia la desigualdad (es el discurso encubierto del posmachismo).
  • Avanzar hacia la igualdad (es lo que reivindican hombres por la igualdad).
“No basta con arrimar el hombro, hay que arrimar a los hombres”

Estos cambios hacia la igualdad han supuesto un cambio en las mujeres y también un replanteamiento de los hombres, la realidad exige romper con el modelo de masculinidad predominante. Los patrones socioculturales determinan el tipo de modelo de varón, es decir, cuáles son las características que los definen y los comportamientos que deben realizar en cumplimiento de los cánones culturales. El hecho de cumplir con estos cánones culturales les crean conflictos.

El cambio no es sustituir, sino de deconstruir: quitarse para poner algo.

Más información y formación en igualad supone que las mujeres y los hombres sufren menos violencia. La formación es importante para ir cambiando los patrones socioculturales, ya que en los distintos ámbitos en los que nos relacionamos se van transmitiendo patrones machistas como sucede en las familias en las que se reproducen los patrones machistas, —a unas se les educa para asumirlos y a otros para ejercerlos”—; la cultura que conocemos y hemos interiorizado es un instrumento de transmisión de la cultura machista,…

“Hay que invertir para invertir” Invertir en compromiso para evitar la pasividad. Por eso es importante que las mujeres se impliquen en la erradicación de la violencia de género.
Un error es creer que la única salida es la denuncia, sino que hay que abordarlo desde diferentes frentes y no solo desde el judicial.

Las estrategias que se utilizan para ejercer la violencia de género son diversas, pero es de destacar que ante la mayor sensibilización de la ciudadanía y conocimiento de las conductas que ésta implica, van variando las estrategias. En estos momentos la desestabilización emocional es una de ellas, a través de la cual se trata de hacer daño sin necesidad de agresión física, se hace uso de los micromachismos como estrategias para ejercer la violencia de género.

En la mesa redonda de la Jornada también se analizó la implicación de los hombres desde tres ámbitos concretos.

Movimiento asociativo

José Ángel Lozoya, miembro de Foro de Hombres por la Igualdad de Sevilla, comentó que este movimiento nació como consecuencia del cambio de las mujeres, pero el objetivo último de los primeros grupos no era establecer una cooperación con las desigualdades de las mujeres, sino un grupo autónomo que participara en la lucha de las desigualdades, aunque eso sí, las acciones de igualdad que se realizan son en solidaridad con el feminismo y el movimiento homosexual.

Entendí que sólo si cambiábamos los hombres erradicaremos esta violencia.

Hay un cuestionamiento personal sobre uno mismo, sobre las actitudes y los comportamientos, que supone el inicio de la generación de una alternativa a la masculinidad tradicional. Desde el movimiento Hombres por la Igualdad se apuesta por la igualdad de derechos, oportunidades y responsabilidades.

La sociedad igualitaria no es posible sin el cambio e implicación de los hombres.

Actualmente la dificultad es visibilizar la violencia de género en la vida cotidiana y, no tanto, la visibilización en los medios de comunicación.

Ámbito Educativo

El sistema educativo es una de las estructuras más importantes para abordar el tema de la igualdad con carácter preventivo, siendo un espacio desde el que promover conductas igualitarias que contribuyan a la igualdad de género. No obstante, Juan Antonio Albaladejo señaló que en Andalucía los planes de igualdad en educación solo llevan incorporados a este sistema desde 2005, por ello aun queda todo un largo camino en el que trabajar sobre esta materia.

Asimismo las acciones dentro del sistema educativo deben ir dirigidas tanto al alumnado como al equipo profesional. Las acciones de promoción de la igualdad no solo involucran a las nuevas generaciones para que sean más tolerantes y adopten conductas más igualitarias, sino que precisan de la incorporación de toda comunidad educativa para que estas acciones sean más extensivas socialmente.

Ámbito Sanitario

Miguel Melguizo, como médico de atención primaria destacó la existencia de una cultura machista en el ámbito sanitario, por lo que siendo la sanidad un sistema que no está exento de los patrones machistas la sensibilización y formación para reducir y eliminar estos prejuicios machistas es una aspecto colindante para prestar una atención más eficiente en las situaciones de violencia de género.

Los protocolos sanitarios de detección y actuación en situaciones de violencia de género han sido acciones positivas para poder intervenir en estas situaciones, así como dotar de una formación en género a los y las profesionales de éste ámbito. Estas dos acciones son esenciales para la mejora de la atención que se presta desde estos servicios a la ciudadanía, y concretamente a las mujeres víctimas de violencia de género.

También puede interesarte:

Crónica de la jornada "Igualdad en la empresa"
Políticas de igualdad: movimientos sociales y participación política I
Simetría-Asimetría de las relaciones, la violencia de género y el empoderamiento como diferencia
Tejiendo redes contra la violencia de género

Etiquetas: ,

2 Respuestas a " Hombres frente a la violencia de género "

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Jornada “Hombres frente a la violencia de género” La visión de los hombres, y concretamente de las asociaciones de hombres por la igualdad en materia de violencia de género, fue el tema de debate de la Jornada “Hombr…

  2. […] La visión de los hombres, y concretamente de las asociaciones de hombres por la igualdad en materia de violencia de género, fue el tema de debate de la Jornada “Hombres frente a la violencia de género” que organizó el …  […]

Deja un comentario

Tu email no se publicará

Logo de Ruvic. Soluciones informáticas.