Sin aborto para unas, esterilización para otras

Mujer embarazada

En menos de cinco días de diferencia encontramos dos noticias relacionadas con los Derechos Reproductivos y Sexuales de las mujeres provenientes del Ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón. La primera noticia era comunicada por el CERMI (Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad) en relación a la negativa del Ministerio de Justicia de suprimir el artículo 156.2 del Código Penal que dice:

“No será punible la esterilización de persona incapacitada que adolezca de grave deficiencia psíquica cuando aquélla, tomándose como criterio rector el del mayor interés del incapaz, haya sido autorizada por el Juez, bien en el mismo procedimiento de incapacitación, bien en un expediente de jurisdicción voluntaria, tramitado con posterioridad al mismo, a petición del representante legal del incapaz, oído el dictamen de dos especialistas, el Ministerio Fiscal y previa exploración del incapaz”.

La segunda noticia, eran las declaraciones hechas por el Ministro en una entrevista realizada al periódico La Razón, y posteriormente reafirmadas, en la que señaló que:

No se podrá abortar por malformación del feto”.

El nuevo Gobierno ya había señalado su intención de modificar la Ley de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, eliminando los plazos como criterio para el aborto y volviendo a la ley de supuestos. Pero además, ahora pretenden reducir estos supuestos eliminando el derecho al aborto en caso de malformación del feto.

Volver a una ley de supuestos, es coartar la libertad de las mujeres a decidir sobre sus propios cuerpos y categorizar a éstas como menores de edad, que no pueden ser autónomas y dependen de otros sujetos para decidir sobre sus propias vidas. Ana Rubio explica muy bien lo que supone volver a la ley del aborto basada en los supuestos y cómo la ley de plazos no vulnera las libertades ni los derechos.

Tras conocer las dos noticias, el Ministro de Justicia se sitúa en el centro de las decisiones y su respuesta es muy diferente en relación al grupo sobre el que se incide. Ésto nos lleva a la reflexión ¿cuál es la diferencia entre ambas situaciones?
Pues la diferencia está en que las mujeres discapacitadas e incapacitadas ya están bajo la tutela de alguien (tutor, tutora o administración pública), y por tanto, ya están reconocidas como sujetos infantiles o sin capacidad de decisión propia. Mientras que las mujeres que quieren abortar no tienen restringida inicialmente esta capacidad de decisión libre (como sujetos autónomos), y por ello coartar la libertad de decisión sobre el aborto de este modo es una estrategia patriarcal que provoca el retroceso en los derechos de las mujeres y aumenta el control sobre ellas.

También puede interesarte:

Las políticas de igualdad en los programas electorales: UPyD
Las políticas de igualdad en los programas electorales: PP
8 de marzo Día Internacional de las Mujeres
¿Cómo incorpora el PSOE las políticas de igualdad en su programa electoral para las elecciones europ...

Etiquetas: ,

2 Respuestas a " Sin aborto para unas, esterilización para otras "

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: En menos de cinco días de diferencia encontramos dos noticias relacionadas con los Derechos Reproductivos y Sexuales de las mujeres provenientes del Ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón. La primera noticia era comun……

  2. Alberto dice:

    ¿Decidir sobre sus propios cuerpos? Hasta donde yo sé la vida del feto y la de la madre son dos vidas distintas, es realmente absurdo hablar sobre el aborto utilizando el argumento de “decidir sobre nuestros cuerpos”, la madre no deja de ser una simple incubadora biológica del feto.
    Se puede estar a favor o en contra del aborto en determinados casos, pero ese razonamiento es totalmente inválido.

    Por otra parte, a mí me hace mucha gracia la tremenda inconsistencia y las continuas contradicciones en las que cae la gente que defiende lo que se conoce como el hembrismo de género, feminismo, feminazismo o como os queráis hacer llamar.

    Por una parte dicen que el varón se tiene que implicar a partes iguales en la crianza del hijo con la madre y tener las mismas obligaciones que ésta (esto parece lógico), pero cuando se trata de temas de aborto, el hombre no se le tiene en cuenta para nada, si fuesen coherentes, el derecho al aborto, debería estar compartido a partes iguales por el hombre y la mujer y los dos deberían estar de acuerdo para que se pudiese llevar a cabo.
    El hombre, por no tener derecho, no puede ni siquiera pedir unas pruebas de paternidad para asegurarse de que realmente es su hijo.
    Así que si se da a la mujer el derecho exclusivo a elegir si tiene o no el hijo, suya debe de ser la responsabilidad, sin ninguna obligación a nada por parte del padre, pero nada, las leyes hembristas no dan ningún derecho al padre y sí todas las obligaciones, muy justo todo, sí señor.

    Este es el dobleraserismo del hembrismo, que se puede ver en cada uno de sus planteamientos.

    Por otra parte, en el texto sobre la esterilización, es aplicable tanto para hombres como para mujeres, pero la hembrista que comenta el texto sólo hace hincapié en lo referente a las mujeres, y luego encima tienen la desfachatez de hablar de igualdad, cuando lo único que les interesa es el punto de vista femenino y los problemas que atañen a las mujeres.

    Pues eso, ya sabemos lo que entienden estos elementos por igualdad, prestar atención a la problemática que afecta a las mujeres y obviar, despreciar e incluso alegrarse por los problemas homólogos que incumben a los varones.

Deja un comentario

Tu email no se publicará

Logo de Ruvic. Soluciones informáticas.