Las políticas de igualdad en los programas electorales: UPyD

Logo del partido político Unión Progreso y DemocraciaAyer fue el análisis del programa electoral de EQUO, hoy es el turno de UPyD. Siguiendo la misma forma de análisis de las políticas de igualdad que en el anterior artículo, éstas se ubican en la sección de Políticas de igualdad y lucha contra la discriminación (pag. 30), cuyas propuestas se clasifican en las siguientes áreas:

  • Igualdad de oportunidades: igualdad efectiva de mujeres y hombres, concretando en educación, acceso al empleo y derechos civiles.
  • Violencia de género: modificación legislativa que proteja a todos los miembros de la familia.
  • Familia y conciliación: se incluyen en este área dos medidas. Por un lado, la regulación de una Ley de custodia compartida nacional en la que primen los derechos de los y las menores y la responsabilidad compartida. Por otro lado, fomento de la corresponsabilidad mediante servicios sociales y permisos parentales.
  • Derechos civiles y discriminación: incorpora la igualdad de trato para las personas homosexuales en la adopción. La atención sanitaria de personas transexuales. Y también exige el respeto de la diversidad sexual y de género a nivel internacional.

Valoración

Mi valoración de las políticas de igualdad en sus puntos positivos y negativos:

Positivos

  1. Hay una amplia cobertura de las medidas de igualdad de género.
  2. Reconoce derechos civiles a las personas que sufren discriminaciones por razón de sexo, sobre todo con políticas centradas en la discriminación por identidad de género. Además, plantea la cuestión de la adopción en parejas homosexuales, tema que puede ser polémico, pero cuyo abordaje es necesario si se quiere alcanzar una igualdad de trato real. Las parejas homosexuales ya tienen reconocido el derecho de matrimonio, pero siguen sin tener los mismo derechos civiles y esta propuesta les acerca más a la igualdad de trato. Reconocimiento que no solo se limita al estado español, se exige internacionalmente el respeto del principio de no discriminación de las personas por razón de orientación sexual o identidad de género.
  3. Plantean buenas propuestas de corresponsabilidad y conciliación, donde destacaría la equiparación de los permisos de maternidad y paternidad a través de los permisos parentales (término muy acertado). Con esta medida se consiguen dos avances positivos en la igualdad de género en el entorno familiar. Uno, que la maternidad no sea una situación de discriminación indirecta en el acceso y promoción en el empleo. Y dos, que haya una mayor corresponsabilidad en el cuidado de los hijos e hijas, favoreciendo que tanto los hombres como las mujeres ejerzan este derecho.

Negativos

  1. Las propuestas se escriben con una mezcla de lenguaje sexista y no sexista. Creo que la discriminación está patente en las conductas humanas, pero también está latente en las estructuras lingüísticas. A través del lenguaje, se transmiten estructuras socioculturales y sistemas simbólicos en los que el género está presente. Por lo que falta incorporar un lenguaje inclusivo general y visible en todas las propuestas.
  2. La propuesta 250 dice:
    “Nueva Ley contra la Violencia de Género o Intrafamiliar, Doméstica o Sexista, en sustitución de la actual Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, que atenta contra el principio de igualdad al basarse en la asimetría penal y la desigualdad de trato en el ámbito judicial, dando lugar a una aplicación desmedida e injusta para miles de hombres. Una ley que, además de hacer frente la violencia de género, proteja a todos los miembros del entorno familiar.”

    Valoro negativamente esta propuesta porque en ella se presupone que la violencia de género se debe a que un sexo (hombre) agrede al otro (mujer) en una situación de igualdad.
    Sin embargo esto no es correcto, la violencia de género hace referencia a las relaciones desiguales de género (entendiendo género como constructo sociocultural). Por lo que, la asimetría penal responde a que hay una asimetría en las estructuras, sistemas, normas sociales y creencias culturales entre mujeres y hombres; siendo éstos últimos los que ostentan una posición de poder y dominación, cuya expresión más violenta y visible se manifiesta en la violencia contra las mujeres. Por tanto, la ley debe modificarse, porque de hecho no es perfecta, pero esta modificación no se puede basar en argumentos erróneos y menos, bajo estos argumentos (“asimetría penal y la desigualdad de trato en el ámbito judicial, dando lugar a una aplicación desmedida e injusta para miles de hombres”, pag. 30) que se asemejan a los razonamientos de los discursos neomachistas.

Programa electoral completo de Unión Progreso y Democracia (pdf)

Mañana le toca el turno a Izquierda Unida.

También puede interesarte:

Las políticas de igualdad en los programas electorales: PSOE
Motivos para el día europeo por la igualdad salarial entre mujeres y hombres
Cuando los medios de comunicación quieren "Dar la lata"
Perspectiva de género en la educación para eliminar las diferencias de género

Etiquetas: ,

10 Respuestas a " Las políticas de igualdad en los programas electorales: UPyD "

  1. pepote dice:

    Voy a votar a UPyD. Me ha convencido la modificación de la nefasta LdVdG que castiga con penas más altas al hombre sólo por ser hombre, entrando en el espinoso campo del derecho de autor. Una Ley contraria a la CE y al derecho europeo.

    Todo lo que dices de las relaciones de poder es mentira. En un juicio no se analiza nada de eso. No hay tiempo y ganas. Si es hombre tendrá una pena y si es mujer otra pena mucho más leve, por perpetrar exactamente los mismos actos.

    Si rabias tanto por su modificación es que UPyD lo debe estar haciendo muy bien.

    ¿Criticas el lenguaje sexista y hablas de neomachismo?

    Ladran, luego cabalgamos.

    • maria dice:

      Buenas pepote,

      Me alegra que haya diversidad de opiniones, eso es lo que enriquece la democracia y pluralidad de posturas. Pero yo no estoy de acuerdo con tus opiniones y no las comparto por los siguientes motivos.
      La leyes no tienen que discriminar ni a hombres ni a mujeres, ni penar más a unos que otras, para ello se rigen por el principio de igualdad. Pero el argumento sobre el que basa este partido para modificación de la ley de violencia de género responde a un argumento erróneo, el argumento de “pobres hombres que les caen penas por cometer un delito” no me vale. Han cometido un delito, que a veces lleva a la muerte, y tienen que cumplir su responsabilidad penal. No se les imputa por ser ser hombres sino por ejercer la violencia a distintos niveles (físico, psicológico, económico y/o sexual) contra las mujeres.
      Además, como tu mismo dices si no se aplican las leyes correctamente por falta de tiempo o ganas, el problema no está entonces en la legislación sino en quien la aplica. Argumento que creo que no es suficiente para pedir una modificación legislativa, sino más bien para pedir una mejora en los recursos para poder aplicarla correctamente.
      Por otro lado, sí, hablo de lenguaje sexista y de neomachismo. Por si no lo sabes te lo explico, el lenguaje aparte de servir para comunicarnos también tiene significado, y cuando hablamos transmitimos sonidos e ideas. Por ello es necesario usar un lenguaje no sexista, primero para que no se transmitan ideas sexistas y discriminatorias, y segundo para que incluya tanto a los hombres como a las mujeres. El uso del masculino no es inclusivo, sino que hace todo lo contrario invisibiliza a las mujeres. La reivindicación del uso del lenguaje no sexista es que lo que no se nombra no existe.
      Cuando se utiliza el término neomachismo no se está haciendo mención a ninguna palabra sexista, es un término referido a las nuevas pautas y estrategias machistas que se están produciendo actualmente, son más sutiles y están más ocultas por lo que cuesta detectarlas.

      Saludos.

      • Lucas Grihander dice:

        “pobres hombres que les caen penas por cometer un delito” no te vale, pero si te vale “pobres mujeres que no les caen penas por cometer un delito” Defendéis la asimetría en favor de las mujeres. Todas las asimetrías son injustas. Todas las discriminaciones son injustas. No hay justicia alguna en la “discriminación positiva”

  2. Lucas Grihander dice:

    Si en la Constitución se consagra que todos somos iguales ante la Ley, para un mismo delito la pena debe ser la misma lo cometa quien lo cometa. A santo de qué, o en virtud de qué se puede castigar de manera diferente si el delito es cometido por un hombre o una mujer, por un español o por un extranjero, por un rubio o por un moreno. Estoy de acuerdo que la Ley castigue de igual manera a ambos sexos por el mismo delito.

    • maria dice:

      Buenas Lucas,

      Sí, la Constitución consagra que todos y todas somos iguales ante ley y que el sexo no debe ser una cuestión de discriminación, pero una cosa es lo que dice la Constitución y otra lo que sucede en la realidad. Por mucho que se establezca el principio de no discriminación en las leyes, los comportamientos de las personas no siempre las cumplen. Y justamente la violencia de género existe porque hay desigualdades y discriminaciones entre los hombres y las mujeres, basada en el pensamiento patriarcal de que las mujeres somos posesiones de los hombres (eso es lo que “castiga” esta ley).
      Haces referencia a que debemos responder de nuestros actos en igualdad y no bajo criterios de asimetría, pero te digo, y siento si no lo crees así, que las relaciones entre mujeres y hombres se basan en relaciones de poder desiguales. Igual que no tienen las mismas penas las personas que cometen asesinatos que las que los comenten en actos terroristas, porque hay ciertas diferencias entre un acto y otro, aún cuando el resultado de ambas situaciones ha sido la muerte de personas.
      Las medidas de acción positiva (ahora no se llaman discriminaciones positivas), son “estrategias dirigidas a eliminar los obstáculos que impiden la realización concreta de la igualdad de oportunidades”. Su finalidad no es discriminar a un género, sino intentar igualar los desajustes sociales. Estas medidas también se aplican para personas con diversidad funcional y minorías étnicas, que sufren discriminaciones y desigualdades sociales.
      El objetivo de estas medidas es que en un futuro desaparezcan, que no hiciera falta su aplicación, porque se ha alcanzado la igualdad real o efectiva.

    • Rubén dice:

      Creo que sería mucho más eficaz, práctico e incluso justo que los hombres centrásemos nuestros esfuerzos en erradicar la violencia de género y no en discutir si una ley castiga “demasiado” a un hombre que ha cometido un delito, pero no castiga lo suficiente a una mujer que ha cometido “ese mismo delito” (aunque yo no creo que sea el mismo delito, no es equiparable).
      Un saludo

  3. Lenders dice:

    O sea, yo con mi novia, discutimos, me pega una leche, yo le doy otra pero mi acción es peor que la suya, ¿no es lo mismo? ¿Valg menos yo que ella? ¿No merezco el mismo respeto? ¿No hay mujeres dominantes y que controlan a sus parejas? ¿Discriminamos a las minorías?

    De verdad, me parece vergonzosa y cruel la actitud de las feministas.

    • Rubén dice:

      – No
      – No
      – Sí
      – Sí
      – No (aunque en esta tengo una duda ¿Los hombres somos la minoría?)
      A mí me parecería más cruel y vergonzoso dejar de luchar contra las desigualdades que se producen en la sociedad (te recuerdo que los feminismos persiguen la igualdad y no la supremacía de la mujer)
      Por ejemplo ¿No es bueno que los emprendedores de menos de 30 años tengan ventajas fiscales? o ¿Debemos dejar de dar becas para estudiar a los jóvenes? Yo creo que no. Y no creo que eso haga que se respete menos a los que han superado la edad para poder pedirlas, ni se les esté discriminando, ni nada por el estilo. Los jóvenes parten en desventaja y por ello es lógico que la sociedad les ayude más.
      Un saludo

    • maria dice:

      Hola Lenders,

      Muchas de las cuestiones que planteas apelan a la demagogia y debemos evitar este tipo de aspectos para no perder de vista el tema principal o fundamental del debate, que es la eliminación de una forma de violencia que se asienta en la base de nuestra sociedad. Por ello, varias puntualizaciones que espero puedan aclararte mejor el tema:
      Punto 1: remitiéndome a lo que señala la propia Ley de Medidas de Protección Integral contra la violencia de género, en su exposición de motivos se cita que: “la violencia de género no es un problema que afecte al ámbito privado. Al contrario, se manifiesta como el símbolo más brutal de la desigualdad existente en nuestra sociedad. Se trata de una violencia que se dirige sobre las mujeres por el hecho mismo de serlo, por ser consideradas, por sus agresores, carentes de los derechos mínimos de libertad, respeto y capacidad de decisión”. Pero, no solo esta ley reconoce la violencia de género como una manifestación de la desigualdad de una estructural social desigual (el patriarcado), también la ONU define la violencia de género como una “manifestación de las relaciones de poder históricamente desiguales entre mujeres y hombres”.
      Punto 2: no podemos partir de una realidad que no existe, la igualdad en estos momentos no se ha alcanzado, y por tanto las medidas que intentan conseguirla deben estar presentes hasta que se alcance; momento en el cual ya podrán desaparecer dichas medidas por no ser necesarias.
      Punto 3: casos individuales no son válidos para cuestionar la ley, no nos hallamos ante una forma de violencia individual que se ejerce en el ámbito familiar o de pareja únicamente, sino que es consecuencia de una situación de discriminación intemporal que tiene su origen en una estructura social de naturaleza patriarcal, y esto es lo que trata de eliminar la ley.

      Una cuestión que no alcanzo a comprender es: ¿quieres decir que los hombres sois una minoría?, cuestión que es totalmente errónea. Los hombres no son una minoría porque detentan una posición de poder dentro de la sociedad. Las minorías (que en ocasiones son más numerosas) son aquellas cuya posición de poder es inferior con respecto al grupo “dominante”.

      Saludos, Maria

  4. pepe dice:

    bueno para mi es la mejor propuesta de ley en materia de igualdad que he visto.,una propuesta real como la vida misma,porque asi como hay hombres violentos ,machistas.. tambien hay mujeres dominante capaces de maltratar al projimo un saludo

Deja un comentario

Tu email no se publicará

Logo de Ruvic. Soluciones informáticas.